Nos ha encantado tomar esta frase de Javier Martín como punto de partida para explicarte qué es el crowdfunding y por qué queremos animarte a que arranques tu proyecto con este tipo de financiación a través de cursos como éste. 

Amantes de las iniciativas propias y del mundo startapil que siempre hemos apoyado en este blog, hoy te contamos todo sobre esta forma comunitaria de financiar iniciativas que, de otro modo, no habrían visto la luz.

Es, por otra parte, tu mejor opción para dejar de buscar inversores, préstamos bancarios y, cómo no, para dejar de dar la lata a amigos cercanos y familiares que, admitámoslo, no tienen por qué apoyar tu proyecto por bueno que este sea. Eso sí, te garantizamos que, si realmente lo es, tu iniciativa va a encontrar el apoyo económico suficiente para salir adelante en alguna de las plataformas crowdfunding que existen en España.

Antes de decidir por cuál o cuáles decantarte, debes saber que existen diferentes tipos de crowdfunding según se base en recompensas, préstamos, donaciones o inversión.

El primero de ellos es también el más extendido y se basa en la idea de un patrocinador que apoya tu proyecto para recibir después un beneficio que, adelantamos aquí, no siempre tiene que ser económico. Productos, servicios y/o un simple agradecimiento, forman también parte de este sistema de recompensas que se tornan en obligatoriamente económicas en el caso de los préstamos pese a funcionar del mismo modo.

Si tu proyecto es solidario o no tienes ánimo de lucro, la donación puede suponer el mejor sistema de crowdfunding para tu proyecto. Su ventaja, es que no tendrás que devolver nada a las personas que contribuyan a tu proyecto que lo harán, simplemente, por su propia satisfacción personal.

Por último, está el sistema basado en la inversión y que conllevaría, como en cualquier inversión tradicional, que quienes apoyen tu proyecto cuenten con algo a cambio de su dinero (a modo de participaciones en el mismo)

Independientemente del modo al que mejor se adapte tu proyecto, el camino a seguir será siempre el mismo. Lo colgarás en la plataforma que escojas y que lo mantendrá publicado durante un tiempo determinado. Recibirás la valoración del mismo por parte de la comunidad o incluso de los expertos con los que ya cuente la plataforma y conseguirás tu ansiada financiación. Para garantizar que así sea, nada como promocionarlo todo lo posible en redes sociales y, cómo no, contar con formación acerca de este tipo de proyectos. Te invitamos a ello en nuestro curso de Crowdfunding.

Related Post

Pin It on Pinterest

Share This