Hablamos con nuestros proveedores de cursos más destacados para conocer de cerca la sensación de ofrecer un servicio que amplía el acceso a la formación.

 
Podríamos hacernos muchas preguntas en torno al debate de enseñanza moderna más popular. La más importante de ellas tal vez sea la que invita a la reflexión sobre si la formación tradicional cubre en la actualidad las necesidades que el mercado laboral demanda y, sobretodo, si lo hacen al mismo ritmo que éste.
Estamos ante un tiempo nuevo que pone a prueba los actuales sistemas de enseñanza por ello, hemos hablado con nuestros centros de formación más destacados. Queremos descubrir si nos encontramos ante una época de cambios o un cambio de época y, lo más importante, cómo la formación online puede contribuir a ello:
“No siempre llueve a gusto de todos” – nos contaba Alicia Garabito de Shaw Academy – una frase que oímos habitualmente en cualquier conversación. El mundo ha cambiado mucho y muy rápidamente en los últimos 30 años y la formación ha evolucionado en diversas direcciones, sin que todos lo veamos del mismo modo. Se intenta crear disputa entre la formación tradicional, la que se imparte en las aulas, y la formación online que nos brinda el mundo de Internet. Pero, a menudo, pasamos por alto que lo más importante es dar la oportunidad a todos de acceder por igual a los mismos aprendizajes y contenidos. Son tipos de formación diferente pero ambos intentan solventar las necesidades de los estudiantes.
No todo el mundo tiene los mismos recursos y no todos viven en grandes ciudades donde todo está al alcance cogiendo un metro o autobús. De este modo, la formación online ha hecho que se cambien los esquemas en el modo de aprender. Las personas pueden conectarse a escuelas de cualquier país y en cualquier momento con un simple clic. Tanto si la formación es más económica o de un coste más elevado, las oportunidades de acceso se amplían considerablemente. 
En la academia de Alicia Garabitocuentan con cursos en diferentes idiomas (sobre nutrición, marketing o inversión) y los alumnos se conectan desde todas las partes del mundo. Y no sólo se forman en sus idiomas, sino que hay gente de muchos otros países como, por ejemplo, Nigeria, Corea o incluso India, que encuentran en los cursos traducidos al inglés, una alternativa formativa que se adapta en sus necesidades.
Tienes diversas opciones de seguir formándote online que no te pare nada.

 

Related Post

Pin It on Pinterest

Share This